WhatsApp: 55 5945 0903 contacto@casalony.com.mx

El mantenimiento de las piedras preciosas es un paso esencial para que tus piezas de joyería mantengan ese brillo, dureza y belleza que caracterizan la elegancia y la estética del portador. En este artículo se enseñarán tips efectivos para el cuidado de diamantes que son parte de tu colección de joyería.

Lavavajillas

Este es uno de los métodos caseros con los cuales puedes hacer poner a prueba la limpieza y el cuidado de tus diamantes. Para hacer esta fórmula se necesitan de tres ingredientes que se pueden conseguir fácilmente. El objetivo de este método es hacer una solución con agua, jabón para trastes y una gota de lejía. Es importante tener la precisión de una sola gota de lejía ya que los usos en exceso podría causar pérdida de color en tu piedra preciosa. 

Luego de hacer esta solución y mezclarla, deberás de sumergir tu pieza de diamante durante 30 minutos. Después del tiempo sugerido, toma un cepillo de dientes pequeño y frótalo hasta que desaparezcan los residuos de suciedad del diamante. Enjuágalo con agua tibia y sécalo con un pañuelo suave para no lastimar la estética del diamante. 

Amoniaco

Dentro de los tips dentro del cuidado de diamantes está el amoniaco. Cabe recalcar que es un material especial en su manejo. En un envase se calienta una mezcla 85% agua y 15% de amoniaco. Es decir, que en tu envase elegido pondrás la mitad de la mitad de amoniaco lo que equivaldría a un octavo de tu vaso: lo restante será agua. 

Al tener la solución de agua y amoniaco lista, sumerge tu pieza de diamante alrededor de media hora. Transcurrido este tiempo las suciedades y las impurezas serán completamente eliminadas de tu pieza. Sin embargo, ese no es el paso final, limpia tu pieza con jabón desengrasante y frótalo con un cepillo suave. Finalmente, enjuágalo y sécalo.

Vodka

Este es uno de los métodos más fáciles y caseros que te puedes encontrar al momento del cuidado de diamantes. Lo único que tienes que hacer es poner en un vaso un tanto de vodka, en realidad no importa la cantidad y dejarlo reposar durante unos minutos. Pasada la cantidad de tiempo debida, enjuágalo con agua tibia y sécalo con gamuza. Con ayuda de esta fórmula, tu pieza de diamante brillará enormemente. 

 

Consejos para el mantenimiento

Si haces tareas rudas como jardinería, limpieza y el lavado de trastes ya que los residuos pueden quedar impregnados en tu diamante y hacer que tu pieza sea impura y sucia. Por otra parte, evita que tus piezas entren en contacto con aceites o productos cosméticos ya que a la larga hacen que pierdan su brillo.

 

Los anteriores consejos sobre el cuidado de diamantes son para el uso casero, sin embargo, no hay que dejar de lado que los profesionales pueden hacer el trabajo de mejor manera ya que son expertos y cuentan con máquinas especializadas en esta tarea. 

WhatsApp chat